PLATAFORMA ELECTRÓNICA DE APRENDIZAJE

El mismo año (2006) en que tiene lugar la constitución del Observatorio sobre la Didáctica de las Artes (ODAS), y en total consonancia con la finalidad del mismo, se pone en marcha una plataforma electrónica de aprendizaje como experiencia piloto en las titulaciones de Bellas Artes e Historia del Arte. Dicha experiencia se limitó a las asignaturas directamente relacionadas con las materias de Estética y Teoría del Arte, que comprenden la primera fase (2006-2008) del plan de trabajo previsto. Sin embargo, también desde el comienzo se quiso incluir en el ensayo alguna otra asignatura con una perspectiva netamente histórica, con el fin de ir preparando el terreno para fases posteriores en las que deberán acometerse los problemas específicos de ese y otros enfoques que forman parte de las titulaciones de Historia del Arte y de Bellas Artes.

En el caso de ODAS, la plataforma electrónica de aprendizaje ha sido considerada como una extensión del aula universitaria, con todo lo que ello supone respecto a la concepción de la actividad académica y del aprendizaje. Como no podría ser de otro modo, esta puntualización metodológica —en síntesis, la apuesta por un entorno de aprendizaje semipresencial— ha determinado la organización, el uso y la finalidad didáctica de dicha plataforma respecto a todas las asignaturas incluidas, conviertiéndola en una herramienta imprescindible para la consecución de los siguientes propósitos:

  • Informar detalladamente de las competencias y objetivos de aprendizaje, contenidos, metodología y organización de la asignatura, evaluación y plan de trabajo.
  • Complementar —ilustrar y ampliar— el trabajo en el aula.
  • Guiar el trabajo autónomo del alumno.
  • Promover la participación activa del alumnado en la gestión académica de la asignatura.
  • Evaluar la metodología didáctica seguida y el funcionamiento técnico de los recursos utilizados.
El calificar esta plataforma de herramienta es tan apropiado como necesario para subrayar su adecuada supeditación a un modelo pedagógico y a una orientación didáctica concreta. Sin embargo, conviene advertir también que la herramienta se pone al servicio de una actividad tanto como la determina, y esta reflexión es pertinente sobre todo al considerar el tipo de recursos y materiales didácticos que han sido incorporados —y se incorporarán en el futuro— con el fin de alcanzar los objetivos propuestos. Para evitar un uso impropio de la plataforma, es imprescindible una detenida reflexión sobre la propia naturaleza y sobre las posibilidades que de ella se derivan en su uso educativo. Desde esta certidumbre, en ODAS se trabaja por utilizar esta herramienta como otro factor insoslayable en el diseño y elaboración de las actividades, tareas y materiales destinados al aprendizaje; un motivo de atención que, por la propia evolución de estas herramientas, se presume inacabable.